¡Por la permanencia de los Recicladores en su oficio!

¡Reciclamos por Naturaleza!

¡Reciclaje sin recicladores es basura!

¡No hay barreras para los que luchan!

¡Un solo gremio una sola lucha!

¡Reciclaje con recicladores!

Indique en este recuadro el nombre del reciclador o persona que se encuentra como responsable del servicio, en el momento en que se presenta el hecho que desea comunicarnos.

Indique en este recuadro su nombre completo, con sus apellidos.

NUESTRA HISTORIA

 

 

 

"Nos creamos para atender las necesidades de un grupo de personas desplazadas por el conflicto armado y otros de ellos excluidos socialmente por sus condiciones de pobreza y vulnerabilidad. Al mismo tiempo, el cierre del botadero de basuras que servía al municipio agudizaba la problemática ambiental y de manejo de residuos en la localidad.  A partir de estas situaciones, el impulso para transformar la basura de problemática a solución comenzó su marcha, por medio de un proyecto académico, productivo, social y ambiental que viabilizaba un grupo de estudiantes de Economía Solidaria; hoy esperanza de muchos recicladores que encontramos en la asociatividad la figura para cumplir nuestros sueños y reivindicar nuestros derechos"

 

 

 

 

 

Así Nacimos

El 07 de octubre del año 2000 nació Planeta Verde en el municipio de Rionegro, Departamento de Antioquia, Colombia. Fuimos en un inicio el proyecto de grado de 11 estudiantes de Administración de Empresas con énfasis en Economía Solidaria, de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Estos jóvenes, que decidieron volver realidad su proyecto académico, tenían una visión muy concreta: crear una empresa con carácter social y sin ánimo de lucro, iluminada por la filosofía cooperativista y amparada por la idea de trabajo asociado como el referente de organización para luchar por objetivos comunes. Además, los fundadores de nuestra organización, desde siempre tuvieron un marcado interés por generar prácticas medioambientales positivas, pues la convicción ecologista permeaba los corazones verdes de dichos emprendedores.


Planeta Verde se estructuró bajo unos objetivos claros: generar empleo para población vulnerable, mitigar los impactos ambientales que genera la mala disposición y el poco aprovechamiento de los residuos, consolidar una empresa cooperativa sostenible y de carácter social, lograr incidencia regional, y ser un refererente de organización para los recicladores. Desde entonces, nos hemos proyectado como una solución ambiental, social, empresarial, económica y cultural para el Manejo Integrado de los Residuos Sólidos.

 

Los primeros años de Planeta Verde

Nuestro nacimiento como organización, coincidió con un momento coyuntural en la región: el cierre del relleno sanitario Curva de Rodas. Rionegro en ese entonces generaba 100 toneladas de residuos sólidos diarios, y no se contaba con un plan de contingencia por el cierre de este botadero. Nosotros convertimos esta problemática en una oportunidad, al comenzar a reciclar los residuos en un municipio sin cultura de separación en la fuente. Otro aspecto coyuntural que acompañó nuestra génesis fue la violencia generada por el conflicto armado, que afectó gravemente al Oriente Antioqueño (siendo una de las regiones más vulnerables y golpeadas en el país por la confrontación armada). Muchas personas que llegaban masivamente de los municipios donde se intensificó el conflicto, se asentaron en Rionegro, y ocurrió un fenómeno socioeconómico que cambió las condiciones de nuestra base social: muchos recicladores de oficio, pasaron a tener que competir por el material con los desplazados que generaba la violencia, debido a que la única opción que encontraron estos últimos para la sobrevivencia fue ejercer también la actividad del reciclaje. Estas situaciones impulsaron nuestra necesidad de generar empleo para población vulnerable por un lado, y por el otro, aprender a ver en los residuos sólidos o mal llamados basura una oportunidad, y no una problemática. Con el objeto social bien definido, inician las labores de recuperación de materiales reciclables. En un triciclo, comenzamos a pasar por las casas de amigos, familiares y por establecimientos comerciales, captando materiales reciclables. En esta época, algunos de los asociados fundadores abandonaron sus actividades habituales y se dedicaron al trabajo en la Cooperativa, sin recibir compensación económica por sus labores.

La administración municipal de aquel entonces creyó en nosotros, y obtuvimos en comodato una primera bodega. Comienzan también las labores sociales de Planeta Verde, adoptando antiguos integrantes de grupos de recicladores como Pacto Verde y Gente Unida. Firmábamos además el primer contrato con la administración municipal, para el barrido y aprovechamiento de los residuos orgánicos de la Plaza de mercado de Rionegro, que realizamos durante más de 10 años.

 

Los acercamientos gremiales y el trabajo en red

Desde los inicios de la Cooperativa, la asociatividad ha constituido nuestro segundo eje articulador (después de la dignificación del reciclador). Con gran convicción en aquella premisa que asevera que ¨la unión hace la fuerza¨, integramos las Asociaciones locales y nacionales que impulsan el quehacer del gremio del reciclaje. Desde entonces hacemos parte de la Asociación de Recicladores de Antioquia y de la Asociación Nacional de Recicladores, aportando nuestro liderazgo y compromiso.

Participamos también en la creación de la ¨Alianza Cooperativa del Oriente¨ con cooperativas de reciclaje del Oriente Antioqueño, marcando la pauta para iniciar una serie de proyectos e iniciativas en red, que buscaban la inclusión en la cadena de comercialización del reciclaje, vendiendo los materiales beneficiados directamente a la industria, y evitando la intermediación.

 

El fortalecimiento del proyecto productivo

El reciclaje comenzó a convertirse en un rubro económico para muchas empresas. De pasar a donar sus excedentes, casi la totalidad de las mismas pasaron a comercializarlos. Esta condición generó que el mercado de los materiales reciclables fuera, como hasta hoy, uno de los más competidos y de interés para muchos grupos empresariales. Buscando mitigar esta situación, adquirimos nuestra primera maquinaria para la preindustrialización. En la actualidad contamos con un completo equipo industrial para realizar todos nuestros procesos.

Para la mitad de la década del 2000, Planeta Verde expandía también su campo de acción hacia otras líneas de trabajo, como la prestación integral de Servicios de Aseo y de Manejo Integral de los Residuos Sólidos Empresariales; y la sensibilización ambiental. Lo anterior, sumado al proceso de preindustrialización, ha mejorado nuestra capacidad competitiva.

 

Incidencia política y representación gremial

Desde nuestra creación, comprendimos que debíamos trabajar con más fuerza por aquellos recicladores que no gozaban del beneficio de la organización y la formalidad. Comenzando por casa, fuimos artífices de la firma del Acuerdo Municipal 047 de 2010, que por primera vez en la historia de Rionegro, reconoce y dignifica a los recicladores, reivindicando sus derechos.

Además de participar en importantes alianzas regionales, comienza para Planeta Verde un proceso de integración gremial y de asociatividad que permanece hoy por hoy, fortalecido en los ámbitos regional, nacional, latinoamericano y global. Hacemos parte activa de la Red Latinoamericana y del Caribe de Recicladores, y de la Red Global de Recicladores; condición que nos ha llevado a traspasar fronteras, y nos ha permitido socializar nuestra experiencia en tres continentes. Desde estos escenarios, nos hemos convertido en un referente para el país y el mundo, en materia de organización productiva que trabaja con recicladores de base. Hemos sido partícipes de la organización y la fuerza del gremio reciclador, donde logramos que la Corte Constitucional Colombiana otorgara a los recicladores las garantías para el reconocimiento y la dignificación. Ha sido tarea de Planeta Verde colocar en la agenda política del municipio de Rionegro y de Antioquia estas necesidades, y trabajar por el pago de la tarifa para los recicladores, por ser prestadores del Servicio Público de Aseo en el componente de aprovechamiento; lo que es hoy una realidad en Rionegro, y en varias ciudades del país.

La credibilidad y confianza en nuestro proceso social y empresarial posibilitan que hoy por hoy se estén beneficiando directa e indirectamente más de 100 familias de recicladores, en su mayoría pertenecientes a grupos sociales vulnerables y heterogéneos (adultos mayores, cabezas de hogar, desplazados entre otros) que antes no tenían un sustento mínimo vital, y que a partir de los indicadores de gestión y los proyectos en ejecución de la Cooperativa mitigan los impactos que dejan la exclusión y el desarraigo social que por años aisló a los recicladores de procesos productivos, y que ahora les permite ser agentes protagónicos de su propio desarrollo. Los objetivos y la filosofía misional de Planeta Verde no han cambiado, pero si se han reafirmado, consolidado y complementado; en aras de dignificar a los recicladores y generar para todos los asociados condiciones de vida digna, sin dejar de lado los estándares sociales y ambientales por los que luchamos desde el inicio.

 

Hoy

Fruto del trabajo de la Asociación Nacional de recicladores y sus organizaciones de base, los recicladores somos reconocidos como prestadores de un Servicio Público de Aseo en el Componente de Aprovechamiento, con remuneración y con posibilidades de crecimiento empresarial y económico. Como empresa cooperativa nuestra apuesta misional se conserva: seguimos siendo una organización que articula a los recicladores, defiende y protege sus derechos y ofrece una solución para la gestión de residuos. 

Nuestra apuesta por la inclusión de los recicladores, se concentra en que se cumplan las sentencias de la corte constitucional colombiana, y se remunere y respete la inclusión de los recicladores, reconociendo su trabajo como prestadores del servicio público de aseo, en el componente de aprovechamiento.